Psicoterapia

La Psicoterapia - Terapia Cognitivo-Conductual


“De nada se ha de tener tanto miedo como del propio miedo…” (Franklin D. Roosevelt) 


El abordaje psicoterapéutico de los trastornos de angustia consiste principalmente en eliminar los temores que pueden dar lugar a los síntomas somáticos que el paciente percibe,así como suprimir las interpretaciones erróneas que causan las diferentes sensaciones corporales,junto a la anulación de las posibles conductas de evitación respecto a los estímulos.Las Técnicas Cognitivo-Conductuales pueden ayudar también en los procesos de discontinuación de la medicación,muy particularmente en aquellos casos con largos periodos de consumo de ansiolíticos.La Psicoterapia implica hablar con un profesional capacitado en la salud mental,tal como un psiquiatra,psicólogo,asistente social o consejero,para descubrir cuál fue la causa de la patología y cómo manejar sus síntomas. El beneficio de este tipo de terapia es que recorre un paso más allá,pues el paciente se siente más confiado,más involucrado activamente, y mucho más dueño de su recuperación.

La intervención terapéutica conjuga,normalmente,tratamientos específicos,en función del diagnóstico principal,con otros de carácter más general o contextual,en función de las características personales y circunstancias del paciente.Se incluyen aspectos relacionados con la recuperación de la salud,con la prevención,con el desarrollo personal,y con el cambio de paradigma.

Normalmente,al inicio del tratamiento,se acude a consulta con frecuencia.Cuando el tratamiento está mínimamente encauzado,se espacían más las visitas.Los tratamientos suelen desarrollarse individualmente,aunque en algunas ocasiones,en función del caso y del momento,puede estar indicada la terapia grupal.La duración de los tratamientos oscila normalmente entre seis meses y un año,si bien en algunos casos pueden ser más largos.Si no se trata,la ansiedad podría tener consecuencias graves.En estas circunstancias,es muy apropiado ponerse en manos de una buena Terapia Psicológica cuanto antes.Más que nada para evitar complicaciones añadidas o un grado mayor de tensión.

La gran mayoría de las personas que padecen trastornos de ansiedad pueden reducir o eliminar sus síntomas y regresar a una vida normal al cabo de varios meses de Psicoterapia apropiada. Muchas personas notan progresos en  la recuperación de su capacidad de funcionar al cabo de unas cuantas sesiones de tratamiento.Pero es muy importante entender que los Tratamientos Psicoterapéuticos no surten efecto al instante. El paciente debe sentirse cómodo desde el principio con el tratamiento general propuesto y con el terapeuta con el que está trabajando.Paciente y terapeuta deberían cooperar como un equipo para solventar el problema.Así pues,el tratamiento debe adaptarse a las necesidades del paciente y al tipo de trastorno,o trastornos,que tiene;debe evaluarse la correcta orientación del mismo;se debe llevar a cabo los ajustes correspondientes;y hay que fomentar una ruta de planificación,metas y resultados.


Corrientes de la Psicoterapia.Tipología

Existe un gran número de tipos específicos de Psicoterapia o de modalidades técnicas concretas,pero la gran mayoría se concentran en tres categorías:

–Psicoanalisis–

Es el primer modelo de Psicoterapia estructurada,pues antes de existir no había un abordaje psicológico de los trastornos mentales.

El Psicoanálisis se basa en la teoría postulada por Sigmund Freud entre finales del siglo XIX y principios del XX,que ha ido reactualizándose,y que concibe nuestro psiquismo como algo dinámico,compuesto por una parte consciente y otra inconsciente,siendo esta última la que sobredetermina nuestra conducta.Parte de la base de que los problemas del presente tienen su base en conflictos del pasado no resueltos de carácter inconsciente,de forma que el sujeto repite una y otra vez el mismo modelo de comportamiento.

Esta terapia es conocida por el uso del diván,de la introspección,de la asociación libre.Se le pide al paciente que diga todo lo que piensa,sin omitir el más mínimo detalle,por muy insignificante o ridículo que parezca,porque todo tiene un sentido,inclusive los sueños. De esta forma,se hace una reconstrucción de lo vivenciado desde la infancia más temprana;en definitiva,pretende hacer consciente lo “inconsciente”, para que el sujeto deje de repetir el mismo modelo.Es una terapia que se caracteriza por tratamientos largos y frecuentes.

El Psicoanálisis fue evolucionando para adaptarse a los problemas de su tiempo, y así dio origen a otras modalidades con objetivos más limitados,que abordaban problemas puntuales y de menor duración.


–Terapia Humanista–

La Psicología Humanista es un modelo de Psicoterapia desarrollado por C.Rogers,que valora a la persona como sujeto individual,resalta su carácter único, y está en contra de las clasificaciones.Aquí no se suele emitir diagnósticos,ni se considera enfermos a los sujetos,porque concibe a cada individuo como no clasificable dentro de un grupo.Se utiliza el término de “cliente”,evitando el de paciente,y se basa esencialmente en el potencial de crecimiento que tiene cada persona.Es decir,considera que nacemos con un potencial de desarrollo que tiende a madurar y que se puede fortalecer.

Esta terapia se basa en la empatía,en la conexión psicólogo-cliente.El psicólogo se convertirá en tu “mejor amigo”,que fomentará el crecimiento del carácter personal.Le importa el presente,y no el pasado.Y actúa cuando el proceso de maduración se detiene,porque es ahí cuando surgen los bloqueos psicológicos.Aquí se evitan correcciones,juicios de valor o criterios preestablecidos.Se acepta al cliente tal cual es,en aras de mejorar su proyecto de vida.La Terapia Gestalt es una representación clara de este enfoque humanista:pone énfasis sobre lo que está sucediendo,se está pensando y sintiendo en el momento,por encima de lo que fue,pudo haber sido,será, y podría ser.La persona aprende a hacerse más consciente de lo que hace,ya que predomina la filosofía del “darse cuenta”.


–Terapia Cognitivo-Conductual–

Desde la perspectiva de este tipo de terapia,se entiende que para resolver un problema hay que modificar determinadas conductas  en un sentido muy amplio (pensamientos,sentimientos y emociones).Para ello hay primeramente una parte definitoria,donde el paciente expresa aquello que le preocupa y se reflexiona conjuntamente sobre el problema.Después,se pasa a un análisis funcional,enunciando las cuestiones relevantes,fijando las lineas de acción y objetivos a seguir,y estableciendo una ruta de evaluación.Finalmente,se ejecuta un programa estructurado y progresivo de modificación de la conducta, y se comprueban resultados.


psicoterapiaUn especialista puede aprovechar un método concreto,o bien echar mano de enfoques combinados.La perspectiva teórica del especialista influirá en lo que ocurra en su consulta.Por ejemplo,los psicólogos que recurren a la Terapia Cognitivo-Conductual (TCC) poseen un enfoque más práctico con respecto al tratamiento.Por el contrario,los métodos Psicoanalítico y Humanista se concentran generalmente en el diálogo más que en la acción.En la actualidad,la mayoría de especialistas presentan un abordaje más contemporáneo cognitivo-conductista,aunque muchas veces lo que prevalece es la Terapia Ecléctica,ya que posibilita a los pacientes un tratamiento más adaptado y completo,a la vez que no se está limitado en herramientas y procedimientos.Un ejemplo claro de estos ejercicios de tratamiento combinados son las modernas técnicas aplicadas hoy día,tales como la Terapia Sistémica (el paciente y su entorno),el Counseling (entrenamiento en habilidades cotidianas personales),la Terapia de Objetivos,el Mindfulness(respiración consciente del “aquí y ahora”),etc…


¿Qué es la Terapia Cognitivo-Conductual? Sus métodos aplicados

La forma más común de Psicoterapia utilizada para el tratamiento de los trastornos de ansiedad es la Terapia Cognitivo Conductual (TCC). Esta terapia,como su propio nombre indica,abarca dos grandes campos:el cognitivo (se ayuda al paciente para adaptar sus patrones de pensamiento,que dan lugar a sus temores,hacia tendencias más saludables );el conductual (se ayuda al paciente a combatir las conductas indeseables,que a menudo vienen de la mano con la ansiedad, y a cambiar la manera en que reacciona ante determinadas situaciones).

La Terapia Cognitivo Conductual (TCC) es muy compleja,pues implica una re-educación de la mente y una re-orientación de las actitudes humanas.Esta terapia debe realizarse cuando las personas deciden que están listas para ello y brindan su permiso y cooperación.Además,y para que sea efectiva,debe ser dirigida a las ansiedades específicas de la persona, y adaptada a las necesidades de cada paciente.No existe ningún otro efecto secundario más que la incorrecta aplicación del método, que podría desembocar en un problema temporalmente mayor.Con frecuencia,la duración es de aproximadamente 3 a 6 meses,aunque podría durar hasta 1 año,dependiendo los casos.Se puede llevar a cabo individualmente o en grupo con personas similares en cuanto a problemática.Con frecuencia,entre las sesiones,se asignan “tareas” a los participantes.Los beneficios de esta terapia suelen ser bastante efectivos a largo plazo,y son mucho más profundos que los aportados por la propia medicación.


Las Técnicas de Terapia Cognitivo Conductual más comunes,y que han mostrado más efectividad a lo largo del tiempo, son las siguientes:

 

  • Técnicas de reestructuración mental: identificar los pensamientos y creencias recurrentes y automáticos que distorsionan nuestra realidad,provocando malestar,y buscar alternativas racionales viables.

  • Autoinstrucciones: proporcionar ideas,tareas y modos de conducta que crean un patrón interno personal,con el fin de modificar el comportamiento en situaciones difíciles y enfrentarse a los conflictos generadores de la ansiedad.

  • Desensibilizaciónexponer gradualmente al paciente a aquellas situaciones que le provocan ansiedad y temor. El objetivo es romper la asociación que se produce entre el estímulo y la respuesta de ansiedad.

  • Técnicas de relajación: tensar y relajar los músculos del cuerpo,respiración profunda abdominal,calma mental,distensión física.

  • Entrenamiento en habilidades sociales: se orienta al desarrollo de nuevas aptitudes, ampliando el repertorio de conductas adaptativas grupales existentes.

  • Métodos de asertividad: evitar un estilo de relación pasivo y dependiente,así como los ramalazos de agresividad y dominio.Fomentar la expresión de opiniones,la negociación,la buena toma de decisiones, y la óptima estrategia en la resolución de problemas.

  • Eliminación de conductas contraproducentes: identificar y neutralizar aquellos hábitos del sujeto que no sólo le alejan de la solución,sino que empeoran su circunstancia,tales como evitar las propias situaciones o lugares desencadenantes de su tensión.


¿Te gustan los contenidos de esta web? Puedes compartirlos en tus redes sociales favoritas ¡¡Comparte y disfruta!!

 

No se admiten más comentarios